Nosotros

“Un hogar de oportunidades”

Así nos pensamos y así hemos logrado que nos reconozcan las niñas, adolescentes y jóvenes a quienes hemos brindado apoyo, formación integral y acompañamiento en estos 56 años de trabajo continuo.




Desde el 11 de Junio de 1961, fecha en que se fundó la CASA DE LA CHINCA, ha
sido nuestro gran compromiso ofrecer a niñas, adolescentes y jóvenes en
condición de vulneración, un espacio de protección que les permite sentirse
seguras, formarse como mujeres íntegras y empoderadas capaces de transformar
su realidad y la de sus entornos; todo esto bajo un programa de atención integral.
 

En la CASA DE LA CHINCA creemos en los sueños, en la posibilidad de una sociedad más incluyente, en la unión de esfuerzos para alcanzar los objetivos más ambiciosos y en la capacidad de cada persona de regalar sonrisas, de salir adelante, de marcar diferencia y de contribuir a la construcción de un mejor futuro para nuevas generaciones.